MENU

Entradas populares

ARCHIVOS

ULT. VISITANTES

domingo, 4 de agosto de 2013
Castlevania "Curse of Darkness", es el segundo y último regalo que da Konami a la PS2. Tras fracasos en 3D como Castlevania 64 y Castlevania "Legacy of Darkness" (ambos para la N64), la compañía consigue levantar cabeza a su franquicia en la tercera dimensión con la llegada a la PS2.
Antes de éste, sólo jugué al Legacy of Darkness en lo que ha Castlevania 3D se refiere y claramente consiguieron mejorar en casi todos los apartados.

 
En el juego manejas a Hector, un ex-aliado de Drácula forjador de demonios (ni más ni menos) que se separó del nosferatu para tener una vida más tranquila.
El juego, como ya he dicho, logra una gran mejora en muchos sentidos a los predecesores de la N64. El apartado gráfico es muy bueno, aporta una ambientación genial aunque no se han esforzado mucho por dar detalles "únicos" a las distintas pantallas de cada mazmorra, repitiéndose un
patrón de imágenes idénticas fácilmente identificable, como por ejemplo pasillos exactamente iguales, rejas de celdas idénticas repetidas una y otra vez...

La música que acompaña mientras juegas no me resultó tan sublime como en otros títulos, pero tiene buenos "temas" que te envuelven bien en el escenario.

El aspecto más negativo que veo en este juego es la cámara. Queda en manos del usuario posicionar la vista con el analógico derecho del mando para visualizar lo que se desea, en vez de tener un sistema automático de enfoque. Esto hace que pierdas tiempo y habilidad en los movimientos pues muchas veces no podrás ver
que tienes delante hasta que no heches mano del analógico. Te aseguro que odiarás el manejo de la cámara.

Otro aspecto negativo es cuando golpeas algo una sola vez y tan solo un segundo después vuelves a darle al botón de golpe. Tienes que esperar a que la animación de guardar el arma termine para volver a usar el arma y algunas veces puede resultar frustrante.

El juego introduce como ya es costumbre en la franquicia toques de rol; puntos de experiencia, niveles, distintas habilidades... También podrás tener los llamados "demonios inocentes" (una mezcla de Pokemón y Tamagochi porque también se cagan) que son unos de los platos fuertes del juego y de los que te tendrás que apoyar en muchas ocasiones para seguir avanzando.





El sistema de mapa no me gustó. La mayoría de las veces sirve de poco porque se basa en pisos, lo cual elimina del mapa lo que no pertenezca a ese piso (en vez de ponerlo de otro color) por lo que en ocasiones no te orientas bien. Aunque casi es prescindible pues el juego es muy lineal, la mayoría de bifurcaciones terminan en los mismos puntos lo cual para el que le guste esto, está bien.

La trama está aceptable, se hecha de menos un poco más de escenas de historia pero bueno...

Mi puntuación:
Gráficos: 8
Jugabilidad: 5 
 Trama: 7
Música: 9
Dificultad: baja-media
Items: 7
Ambientación: 8
Duración: baja

Conclusión: El juego no es malo, pero en más de una ocasión me he aburrido con él porque varias veces se vuelve muy repetitivo el mecanismo de avance: Caminas, matas, caminas, matas...


-------

SI TE GUSTA EL ARTICULO O OPINAS ALGO ACERCA DE ÉL, ESTARÉ ENCANTADO DE QUE COMENTES  :)

0 comentarios: