MENU

Entradas populares

ARCHIVOS

ULT. VISITANTES

lunes, 21 de marzo de 2011


El pasado 19 de marzo iniciamos un amigo y yo una conocida ruta que une los pueblos malagueños de Manilva y de Casares, ruta conocida como el sendero de los Baños de La Hedionda y el Canuto de Utrera, pero que aquel día lo rebauticemos como la ruta de "las almas perdidas" porque si no te andas con sumo cuidado es muy, pero que muy demasiado fácil perderse...

Comenzamos en Manilva, la ruta sale de una calle que se llama la calle del padre Marcelino, donde se comienza a descender hasta llegar al rio manilva, una vez allí giras a la izquierda en dirección a la autopista de peaje la cual se deja por debajo, allí hay un sendero donde nos lleva hasta el canuto de Utrera unas impresionantes vista de una pared vertical donde los más venturosos practican rápel y escalada


Te vas adentrando cada vez mas en éste paraje y te topas con el río, poco más arriba dimos media vuelta para retomar nuestro camino a Casares tras haber disfrutado de éste lugar





Tras dar media vuelta cómo digo nos topamos con los conocidos baños de la Hedionda y su profundo olor a azufre, unos baños cuyo uso data de la época preromana y se dice que tiene ese olor fuerte a azufre porque el diablo exhaló allí su último aliento, sea como fuere son muy recomendados por sus propiedades curativas


Una vez dejado atrás este lugar seguimos río arriba entre rocas y agua por un tramo algo complicado y no apto para todo tipo de personas sobre todo niños y personas mayores, en éste tramo la señalización es bastante buena pero no siempre será así...







no perdáis de vistas éstas señales serán vuestras salvavidas...




El río sigue su camino y nos deja ver algunas de sus bellezas...





Después dejamos el río por el momento para adentrarnos por un sendero montaña arriba y gracias a la señalización no podemos dejar de escapar sino queremos perdernos...el camino que se nos abre nos deja ver otra perspectiva distinta del lugar y tras pasar una serie de tres rejas con un cartel con la leyenda "cerrar al pasar" ...








Llegamos al lugar de las almas perdidas,o mejor dicho al valle, allí hay un molino con chimenea redonda eso nos decía que íbamos bien pero poco más... bien, tuvimos que volver a andar tras nuestros pasos unas 5 veces, la señalización tan abundante ahora se pierde de pronto (manda güevos) y para colmo el camino se corta por un deslizamiento de tierra a causa de la lluvia de dios sabe cuando...









Sin no poco esfuerzo y una vez pasado este tramo, al fin alcanzamos Casares en lo que se suponía era una ruta de 3 horas, tardamos cerca de 5, no me había sentido tan perdido desde que seguía la homónima serie de canal cuatro, no obstante recomiendo está ruta y recomiendo un baño "u" dos en la Hedionda... hasta otra!

3 comentarios:

Anónimo dijo...

estas muy equivocado la leyenda de "Baños de La Hedionda" el diablo no exhalo nada de nada, se tiro un pedo y de eso es el olor.
porfavor cuando pongas datos de tus viajes .......informate bien antes.
gracias

Anónimo dijo...

buenas . quiero poner una queja: soy una cerda que paseaba tranquilamente con mis hijitos y dos pajaros de mochila querian abusar de mi persona.. no pudieron y que sepan que me e quedaoo con sus caras....

Anónimo dijo...

Me gustaría saber cuando hicisteis la ruta por que yo la hice hace 15años y no sé cómo estará ahora....gracias